The Artist: No hay que hablar para lucirse… ¿o sí?

jueves, marzo 08, 2012 |

artistVamos a obviar los comentarios sobre si hay que destacar que en 2012, una película muda se llevó el Oscar a mejor película; dejemos atrás el hecho que esta apela más a los miembros de la Academia que al público en general o siquiera a los críticos (más sobre eso en otra entrada); y ciertamente vamos a tratar de dejar atrás el hecho que apenas se está estrenando esta semana una película que todo el mundo ha estado comentando desde que se estrenó en Cannes en JULIO del año pasado y en EEUU hace unos meses, pues nos vamos a amargar. No, vamos a concentrarnos en ver The Artist bajo sus propios méritos como una buena película hecha con amor, respeto y bastante talento.

Lo que más le aplaudo al equipo del director Michel Hazanavicius es lo fielmente que recrearon al Hollywood de los años 30, con toda su pompa, su extraña mezcla de inocencia y superficialidad y la forma en que las películas eran prácticamente un evento en vivo. No puedo realmente culpar al Oscar por enamorarse de ella; era una época en que uno trataba las películas casi como ir a la ópera, con una orquesta y un enorme teatro. Cero Internet, cero DVD, cero televisión por cable (por Dios, si casi no había televisión…); el cine regía supremo en el reino del espectáculo.

decenteY su mayor expresión era George Valentine (Jean Dujardin), una estrella de las películas de aventura de la época que el mundo adoraba por su carisma, su presencia y su inseparable perrito Uggie. El jefe del estudio (John Goodman) lo apoya porque es gracias a él que la gente llena esas salas, pero él es el primero que sabe que el futuro —bajo la forma de las películas habladas— está a la vuelta de la esquina. En especial destaca una estrella que empezó como extra, Peppy Miller (Bérenice Bejo), quien entró en la vida de George de la manera más inesperada. A medida que la estrella de Peppy asciende, la de George parece en ocaso, víctima de su propia arrogancia y de su resistencia a comprender el nuevo mundo.

Esta película me encantó. No es sólo por la novedad de ver un estilo de película que uno no está acostumbrado a ver, sino porque todos los factores la hacen ver divertida, casi tierna, y muy juguetona, aunque se tome recrear la época muy en serio. Un gran peso de ello viene de la mano de sus dos estrellas: Bejo, quien recrea tal cual lo que era una chica extra en la época, sin mencionar que están capaz de hacer una pequeña payasada como romperte el corazón, y Dujardin, quien tiene tanto perfecto “timing” cómico como un excelente talento dramático. Sin duda es el punto alto de la película y de los Oscar más merecidos que se hayan otorgado; prácticamente arrasó con los premios a mejor actor desde Cannes (también ganó el SAG y el Globo de Oro).

Esta pareja ya había trabajado con Hazanivicius, quien es el esposo de Bejo, en varias películas francesas que eran sátiras de las películas de espías de los 60 (piensen un un Austin Powers más controlado) y se nota con la comodidad que se desplazan en The Artist, lo que contribuye al hecho que no hay un particular brillo en cuanto a dirección (y con todo y eso, se llevó el Oscar…). Y he aquí la parte que no me agradó tanto de esta película: la historia es de lo más convencional y su atractivo consiste en demostrar que sí se puede hacer una película muda en pleno siglo XXI. Eso es como decir que se puede reproducir un daguerrotipo, o podemos escribir un libro a mano, o podemos dibujar con creyones. Sí, hay un encanto en hacer las cosas a la vieja usanza, pero, ¿como para darle Mejor Película en los Oscar?

Dicho esto, sí, sí creo que deban ir a ver The Artist, sólo por el encanto de sus estrellas (en especial ese perrito) y la divertida puesta en escena. después quizá empiecen a buscar las obras de Rodolfo Valentino, Buster Keaton y Charlie Chaplin, para que vean cómo se so,lían hacer las cosas, ¿eh?

Revisa qué más se dice por ahí

Creative Commons License
El Cine Tuyo, Mío y Vuestro by Juan Carlo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Atribución-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at jaycersworld.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://jaycersworld.blogspot.com. Clicky Web Analytics