La familia Savage: Disfuncional que se quiere

viernes, julio 04, 2008 |

Mis padres están en su septuagésima década de vida (están en sus sesenta y tantos de años) y, aunque tienen asuntos de salud, gracias a Dios están muy bien tanto física como mentalmente. Mejor aún, mis recuerdos de infancia que los involucran son cálidos, gratificantes y alegres. Jon y Wendy Savage me envidiarían hasta el final. Sólo rezo nunca pasar por lo que pasaron ellos en esta película, por muy brillante que sea.

Esta es la quinta película de la directora y escritora Tamara Jenkins, quien ya se había ganado la atención de la crítica con una llamada
Slumps of Beverly Hills de 1998, que mostróde manera semi-autobiográfica su vida en el vecindario de Los Ángeles en 1976. The Savages se vende como una comedia, pero es una comedia que te hará reír con una risa que se te queda trancada en la garganta.

La premisa nos empieza situando en una comunidad de retiro en Arizona donde Lenny Savage (Phillip Bosco) vive desde hace 20 años con su novia Doris (Rosemary Murphy). Un día, empieza a escribir en las paredes con su excremento. Así de fácil; nadie se lo imagina, nadie lo vio venir, ciertamente no el enfermero que cuida a Doris. Cuando además la estimada señora tiene el mal tino de morir, su hija llama a Wendy (Laura Linney), una dramaturga aspirante que vive en Nueva York, que venga a encargarse. Enseguida, Wendy llama a su hermano Jon (Phillip Seymour Hoffman), un profesor universitario que escribe libros sobre el teatro que vive en Buffalo. Los dos toman un avión para rescatar a su padre, y toman la decisión de ponerlo en "vida asistida", o como se traduce normalmente, lo meten en un asilo.


Lenny es grosero, rudo, con mal carácter y una tendencia a hablar demasiado alto. Sus hijos no tienen ninguna buena memoria de su infancia, y eso les afecta cada una de sus relaciones. Wendy tiene una poco sana relación con un hombre casado (Peter Friedman), al punto que le muestra más cariño a su perro. Jon, por su parte, nisiquiera se atreve a casarse con su novia polaca (Cara Seymour), aunque eso le extenderá su visa, y le parte el alma dejarla ir. Pero los dos no se atreven a enfrentarse a sus heridas psicológicas pues piensan que los haría ver las horribles personas que creen ser.


Y eso fue lo interesante que vi de
La Familia Savage. Traducido, "savage" significa "salvaje", en el sentido de "primitivo". He aquí unas personas cuarentonas que aún están sufriendo el abandono y el abuso de un padre durante su infancia, que saben que les está afectando su vida personal y no tienen el coraje de enfrentarlo, y eso afecta la imagen que tienen de sí mismos. Pero ahora son obligados a enfrentarlo, en un padre que sigue sin ser una persona agradable pero necesita que lo cuiden, necesita rescatar aunque sea un poquito de dignidad humana que tanto le negó a sus hijos. Está recibiendo la atención que no dio. Y en el proceso, finalmente sus dos hijos empiezan a mirarse a sí mismos y tratan de sanar.

Laura Linney tiene una muy justificada nominación al Oscar como mejor actriz por esta película, pues puedes prácticamente leer "conflicto" en su cara cada vez que la vemos. Está desesperadamente tratando de darle sentido a la tragedia en la que su vida se ha convertido, y uno siente que está al borde de un ataque cada cinco minutos. Hoffman, por su parte, reitera lo camaleónico que puede ser: este es un hombre que tiene serios problemas emocionales que trata con fuerza ocultar tras una máscara de aparente indiferencia. Bosco, por su parte, es un actor con más experiencia de telñevisión que de cine, pero se puede ver su talento teatral para hacer cada momento impactante absolutamente inolvidable. Y aunque no lo crean, es hilarante verlo intentar controlar lo realmente llorón que es.

Es imposible ver esta película y no pensar en sus padres, pensando lo duro que es envejecer. Pero que eso no les impida ver una historia que, al final del día, hace que la redención llegue incluso para Lenny Savage, aunque en ningún momento hará algo que haga que uno lo quiera. Ver sólo si tienen una sana relación familiar o disfrutan de una buena historia.

2 críticas y comentarios:

Aquileana dijo...

Muy buena la reseña de esta película... está muy bien posteada la información y las críticas que hacés son más que opoertunas y alusivas...

Saludos; Aquileana ;-)

Juan Carlo dijo...

Pues favor que me haces amiga, muchas gracias. ¿Te gustó la película?

Mientras tanto, en Internet...

Creative Commons License
El Cine Tuyo, Mío y Vuestro by Juan Carlo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Atribución-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at jaycersworld.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://jaycersworld.blogspot.com. Clicky Web Analytics