Cine para jamás ver solo

jueves, octubre 30, 2008 |

¿Por qué las montañas rusas son tan populares? ¿A quién le gusta sentir que el corazón se le va a salir por los ojos mientras estás seguro que vas camino a encontrarte con el Creador? Siempre me ha intrigado el que, mientras se sepa que nada les va a pasar, a muchos les encanta asustarse. Algo de sentirnos vivos, la explosión de adrenalina que a tanta gente le hace falta. Yo lo admito, yo no soy de esas personas. Yo soy alérgico a las montañas rusas. No cual geva, pero sí, me dan miedo.

Todo lo anterior, aún la vergonzosa confesión, aplica para las películas de terror. Durante largo tiempo, Hollywood nos ha dado el equivalente a montañas rusas from Hell desde Nosferatu. Pero aunque normalmente me resisto a las ocasionales fiestas sangrientas que la meca del cine gusta lanzarme, de vez en cuando reúno el suficiente valor de sentarme a ver una película que confío en que me robará un par de años de vida. Por supuesto, como todo, en más de una ocasión salgo desilusionado (Sé Lo Que Hiciste El Verano Pasado, Martes 13 parte 7), pero hay más de una que considero excelente cine. Noto que el género “slasher” (las ya mencionadas, Halloween, Masacre en Texas) es el que menos me atrae, pero las que juegan contigo desde un punto de vista psicológico… bueno, aquí les dejo cinco películas que yo aún no puedo ver sin tener el control bien de cerca.

Saw. 2004. Leigh Wannell, Cary Elwes, Danny Glover. Dir: James Wan. Yo no he querido ver ninguna de las secuelas de esta exitosa serie, porque cada vez más han ido hacia el modo “slasher” que la otra no creo que sea. Y eso es lo que hace la primera tan macabramente brillante, llevando el legado de Se7en (el cruel asesino que lleva un mensaje de redención) a otro nivel. Al igual que la obra maestra de David Fincher, Saw habla de un asesino en serie que ha visto a ciertos individuos desviarse del camino del bien, y él le propone una salida —o morir en el intento. Un final que nadie se espera la hace sólo mejor.



El Proyecto de la Bruja de Blair. 1999. Heather Donahue, Joshua Donald, Mike Williams. Dir: Daniel Myrick y Eduardo Sánchez. Hablen todo lo que quieran, quéjense si les da la gana, pero mi opinión es que esta película no sólo fue brillantemente mercadeada (¿quién de ustedes todavía piensa que de verdad ocurrió?) sino que está bien hecha. Y a mí me asustó como pocas. Coño, alguien que me explique por qué el escuchar niños riéndose en la oscuridad es tan absolutamente cagante, por Dios. Y esos gritos de la chama gritando “¡Jooooosh! ¡Joooooosh!” vivirá en sus pesadillas. Tiene el récord de mayor relación costo/taquilla: costó 22.000 dólares e hizo 240 millones en taquilla (un dólar por cada 10.931 que obtuvo). Pero por Dios, eviten la segunda parte como quien evita la plaga. Qué vaina tan MALA.



Sexto Sentido. 1999. Bruce Willis, Haley Joel Osment, Toni Collette. Dir.: M. Night Shyamalan. La ópera prima del ahora venido a menos director indio-americano sigue siendo una de las mejores y francamente más originales historias de fantasmas que se haya escrito en mucho tiempo. ¿Hay alguien que no la haya visto? ¿Que no sepa que el chamo necesita ayuda de un psicólogo que ha caído en desgracia porque “ve gente muerta”? Sólo Bruce Willis no logró una nominación al OScar por su actuación, y Haley Joel Osment dejó al mundo loco al pasar Si la hay, qué suerte tienen, pues esta película se disfruta completamente sólo la primera vez que se ve, pues no haya nada como la sorpresa del final.Y aprovecho para decir, Luis Chataing, sé que lo sabes, sé que todo el mundo te lo ha dicho, pero jamás te perdonaré que hayas contado el final de esta película.




El Resplandor. 1980. Jack Nicholson, Shelley Long. Dir.: Stanley Kubrick. Imposible dejar fuera una película basada en un libro de mi autor favorito, Stephen King. Creo que todos debemos agradecer a Kubrick por habernos dado a Nicholson en este papel, uno de los más recordados y más inquietantes de la historia del cine. Cuando Jack Torrance, un escritor desempleado, acepta quedarse todo el invierno en un lujoso hotel de las montañas de Colorado con su esposa e hijo, lo que ocurre sólo puede salir de la retorcida imaginación de King. Es famoso el hecho de que, a pesar de la brillante actuación de Nicholson, el autor no estaba contento con el producto final, acusando a Kubrick de haberle quitado toda la esencia (creo que tiene razón; el libro es aún más aterrador). De hecho, años después King supervisó una nueva versión de The Shining, esta vez como una miniserie; cuando la vea les diré qué tal. Es importante que les diga, aunque todas las novelas de Stephen King son perfectas en cuanto a terror se refiere, las películas basadas en ellas son un riesgo; peuden ser excelentes (Carrie, Christine, Misery, ‘Salem’s Lot), buenas (The Mist, Secret Window, Cementerio de Mascotas), malas (Atrapasueños, Maximum Overdrive) o malísimas (Needful Things, The Dark Half). Ojalá adapten Un Saco de Huesos pronto y caiga en la categoría de “buenas”.

El Exorcista. 1973. Linda Blair, Max von Sydow, Ellen Burstyn, Lee J. Cobb, Jason Miller. Dir: William Friedkin. Hay tanto de esta película que me aterroriza que lo único que me hizo verla es porque es tan buena y es tal tamaño de clásico. Pero no es fácil ver la guerra entre Dios y el Diablo por el alma de una niña. Supongo que como más de 30 años han pasado la puedo ver sin mucho problema, pues los efectos no son tan impactantes, pero hay suficientes cosas —el vómito, los muebles moviéndose, la cabeza girando, la niña corriendo de espaldas— que han formado pesadillas colectivas, que la han hecho ser considerada la película más aterradora de todos los tiempos. Pequeña trivia familiar: mi madre vio esta película embarazada de mi hermano, quien hoy en día es fanático de las películas de terror. ¿Coincidencia?






El Exorcismo de Emily Rose. 2005. Laura Linney, Tom Wilkinson, Campbell Scott, Jennifer Carpenter. Dir: Scott Derrickson. Si no han visto esta película, háganlo. Sí, suena a masoquismo, y lo es. Más si les digo que es la única película de terror que realmente he disfrutado y sencillamente no puedo volver a ver por el absoluto culillo que me da. Me estoy acordando de escenas de ellas y en serio siento un frío recorrer mi espinazo. Esta es, sin duda, la película que más me ha asustado en mi vida. Es la historia del juicio contra un sacerdote al que se le acusa de descuidar a una muchacha enferma que murió luego de hacerle una serie de exorcismos, pues se alegaba que seis demonios la habían poseído. Pero además, la película tiene un hermoso mensaje de redención y perdón y reconciliación de los seres humanos que uno no sólo no se espera sino que además es auténticamente conmovedor. Algún día quizá la vuelva a ver. Un domingo. Con las luces prendidas. De día. Bien acompañado, sea en cantidad o en calidad. Y con una Biblia en la mano.


MENCIONES HONORÍFICAS:
  • El Aullido
  • Hombre Lobo Americano En Londres
  • Fright Nights (la secuela también es buena)
  • The Ring
  • Drácula de Bram Stoker
  • Martes 13 (la primera)
  • Nightmare on Elm Street (sí, la de Freddy Kruger; creo que las tres primeras fueron las mejores.)
  • Psycho
  • Poltergeist
  • Mary Shelley’s Frankenstein (y sólo porque no he visto la original con Boris Karloff)

Estén también pendientes para The Wolfman, que se estrena el año que viene, con Benicio del Toro y Anthony Hopkins, y la sueca Let The Right One In, que parece estar causando sensación en el mundo entero.


EXTRA: El cine de terror es, junto con el de comedia, donde se pueden encontrar algunas de las peores muestras de intento de historia que se pueda imaginar. Dicho eso, no sé ustedes, pero a mí que me devuelvan mis reales respecto a estas películas.

  • The Skeleton Key. Parecía decente, pero luego no asustaría ni a un niño. Y menos a los de ahorita.
  • El Atrapasueños. ¿El libro? No es de los mejores de Stephen King, pero asusta. ¿La película? Next please.
  • What Lies Beneath. Empezó excelentemente bien, y Michelle Pfeiffer parecía mandada a hacer para interpretar a la damisela asustada, con esos ojotes. Pero qué porquería de final.
  • Hellraiser. No. No. No. Y no. Cierto, Pinhead es un personaje absolutamente aterrorizante, pero igual de abominable es el guión. ¡Noooo!
  • El Aullido II: Tu Hermana Es Un Hombre Lobo. Juro por Dios que ese es el título. ¿Qué hizo Christopher Lee, el segundo mejor Drácula de la historia, para actuar en ella? Qué asco. Qué patético. Qué vaina tan hiper-MALA.
¡Contribuyan! ¿Cuñales han sido esas películas que les han quitado años de vida? ¿Y cuáles daban más risa que susto? (¿Alguien se atrevió a ver La Casa de Cera?)

3 críticas y comentarios:

Najla dijo...

De las que le diste mención especial... la única que no he visto es El Resplandor... pero de pana El exorcismo de Emily Rose fue genial, y jugó con el psique de mas de uno. Me encantó. El caso de sexto sentido fue contrario en mí... me hizo llorar como una niña de tres años y por casi toda la noche... =S

Ahora, con respecto a esas películas con títulos como "El payaso maldito" "El duende gozón" o cosas por el estilo no me dan nada de miedo/agrado/suspenso/emoción... Sólo parecen una versión de cualquier anime que ven mis primitos.

PD: Una película que no nombraste y que también me gustó mucho por eso del suspenso, fue "Los otros" con Nicole Kidman.

Saludos!!! =)

Dirty Clothes producciones dijo...

La familia Rufianes se siente más rastrera que cuando el Gobierno ocultó la crisis, pero se ve obligada a mendigar tu voto no por ganar el concurso, si no al menos para poder estar entre los tres finalistas y que el jurado valore su humor gráfico en vista a en un futuro poder salir en su periódico. Son así de vanidosos…
Si te gusta el blog y les votas, te darán las gracias. Si no, que ya sabemos que estas hasta lo cojon… de los spam, critícalos e insúltalos que eso les pone mucho. Y es que los trapos sucios se lavan en casa , o lo que es lo mismo, dirty clothes clean at home 

Xavier Vidal dijo...

Películas perfectas para ambientar Halloween. Yo me quedo con El resplandor, El proyecto de la bruja de Blair y Amanecer de los muertos. Saludos

http://cachecine.blogspot.com

Mientras tanto, en Internet...

Creative Commons License
El Cine Tuyo, Mío y Vuestro by Juan Carlo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Atribución-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at jaycersworld.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://jaycersworld.blogspot.com. Clicky Web Analytics