Cyrano Fernández: La sensibilidad y la dureza

martes, marzo 11, 2008 |


El cine nacional está gozando de una salud nunca vista desde el boom de los años '60. Pero ojo, cantidad no siempre quiere decir calidad, eso es seguro. Muchos recordamos a Una Abuela Virgen como una pérdida de dinero. Y hay quienes me aseguran que después de ver Elipsis volvieron a jurar que nunca más volverían a ver una película venezolana. Sin embargo, es a esos que me dirijo. Vayan a ver Cyrano Fernández.

Los más cultos sabrán que esta película de Alberto Arvelo (la primera que el director filma ambientada en época actual) está basada en la obra Cyrano de Bergerac de 1897, del francés Edmond Rostand (aunque fue un personaje real). Cyrano está dotado de amplio talento para las artes y la esgrima, pero es también dueño de una nariz tan enorme como sus talentos. Eso le llena con una inseguridad que es escondida por sus talentos, lo que le impide declarar su verdadero amor a la mujer de su vida.

Arvelo inteligentemente adapta esta obra a la realidad de los barrios caraqueños, y convierte a Cyrano en el protector de barrio, el hombre fuerte que defiende a la gente de su comunidad. Y sí, es
también un personaje real : todo el equipo filmó enteramente en los barrios que hay por la Cota 905 del oeste caraqueño, y en cada barrio encontraron a un Cyrano.

En lo único en que este Cyrano (Edgar Ramírez) no triunfa es en conquistar a Roxana (Jessika Grau), una bailarina vecina del barrio. Ella se ha enamorado de Christian (Pastor Oviedo), un joven recién llegado a la comunidad que está aprendiendo a la fuerza que esto es muy distinto al mundo en que vivió. El drama de Cyrano no termina ahí: Roxana le pide que proteja a Christian, y éste le pide ayuda para enamorar a Roxana. Por noble --una sensación que todos hemos alguna vez llamdo más bien "por pendejo"-- no puede rehusarse.

Decir que la película se centra en Cyrano es poco; Edgar Ramírez es la película. Se mete en el personaje de Cyrano en cuerpo y alma. Sentimos su rabia por la injusticia, su amor por su gente, su sufrimiento por el amor que no le corresponde y debe ocultar. Tanto, que su actuación se come a las de Grau y Oviedo, que aunque demuestran cierta promesa no están listos aún para protagonizar. No, esta viaje tiene a Ramírez por todos lados. Es evidente por qué Hollywood lo tiene en la mira. Pero que se termine de sacudir al Cacique de Cosita Rica, por Dios; sus personajes todos son alguna especie de matón. Al menos Cyrano es más complejo.

En particular efectivo es cómo narra la historia en las zonas más pobres de Caracas, mostrando primero la solidaridad que existe entre sus habitantes y la extrema dureza de esa vida. Es increíble pensar que a sólo media hora de allí, hay gente que gana en un mes lo que una sola de esas familias gasta en un año. Entonces la historia no sólo es el drama de Cyrano, Roxana y Christian; es el drama de una comunidad que, al ser olvidados por el resto de la ciudad, ha tenido que aprender a defenderse. Muy buena.

3 críticas y comentarios:

Gibarian dijo...

Absolutamente de espanto! Cyrano de Bergerac pasa de ser un poeta y personaje ilustrado, a malandro (o como se entienda) en los barrios de Caracas! Edmond Rostand de seguro se revuelve en su tumba...

Como diria el personaje de "Corazón en las Tinieblas" de Joseph Conrad, EL HORROR!!! EL HORROR!!!!

Thumbs down para esta idea balurda...

Juan Carlo dijo...

A ver amig@ Gibarian, no me quedó claro; o sea, ¿no te gustó? :)

Como te supondrás por la crítica que le hice, difiero de ti, pues al contrario, me pareció un acierto de Arvelo traducir a Bergerac a esa realidad caraqueña. Más sabiendo que hay un personaje como Cyrano en cada barrio. Es simplemente una interpretación --inteligente, en mi opinión--. Pero bueno, opiniones libres, y de hecho agradezco mucho las opiniones contrarias pues hacen bien sabroso la conversa en este rinconcito. ¡Pasa cuando quieras!

Gibarian dijo...

Jejeje siempre leo vuestra página querido Juan Carlo, y todas tus críticas y comentarios me parecen inteligentes e interesantes, precisamente porque coincidimos poco. Es interesante ver la opinión del otro...

Ahora, respecto a esta peli de Cyrano, me parece tan mala idea como la versión de Steve Martin (Roxanne) con el perdon de la genialidad de Martin como comediante... Pero, eso "reinvertar" a personajes clásicos, y convertirlos en habilidosos bomberos, o malandros me dice varias cosas, entre ellas: Adiós originalidad, adiós argumentos propios del siglo XX (o XXI), se nos acabaron las ideas! Si tenemos que recurrir a personajes como Hercule Savinien-Cyrano de Bergerac, y sacarlos totalmente de contexto, para vender ideas de películas a través de un descarado ripoff (porque eso es, una mala excusa para un ripoff) Houston, we have a problem!

Mientras tanto, en Internet...

Creative Commons License
El Cine Tuyo, Mío y Vuestro by Juan Carlo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Atribución-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at jaycersworld.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://jaycersworld.blogspot.com. Clicky Web Analytics