10.000 A.C.: ¡Mamuts! zzzz... ¡Diente de sable! zzzz....

miércoles, marzo 12, 2008 |

Son las 12:30 de la noche. Mañana tengo que trabajar. Pero aquí esto fajado, escribiendo este post. Por dos razones: uno, tengo la oportunidad de reseñar esta película antes que cualquier otro, pues tuve la suerte de ir a la premiere de 10.000 AC. Estaba entusiasmado, pues esta es la obra del director Roland Emmerich, de tales exitazos de verano como Día de la Independencia o El Patriota. Pero también es responsable de ciertos fracasos como El Día Después de Mañana o Godzilla (una película que yo sigo sin entender por qué no gustó, la verdad). Esta épica de la era del hielo prometía, y además, la historia parecía demasiado sencilla como para que se le escapara de las manos... ¿verdad?

Mentira. Esa es la segunda razón. Llegó un momento en que me quedé dormido. Díganme qué sueño puedo tener.

Es, como se pueden imaginar, el año 10.000 antes de Cristo. Es un país norteño, donde hay una tribu de cazadores de mamut que ve con preocupación que los poderosos animales vienen cada vez más tarde. Un día, un grupo de jinetes (¿ya montaban caballo en esa época?) ataca el campamento y se lleva a varios cazadores y mujeres como esclavos, entre ellos a Evolet (Camilla Bell), el amor de D'Leh (Steven Strait), el hijo del desaparecido líder del clan. Pueden imaginar lo que sigue: D'Leh corre tras ellos con la ayuda del amigo de su padre, Tic'Tic (Cliff Curtis) y el que fuera su rival, Ka'Ren (Mo Zinal) para rescatarlos. En el camino se tropiezan con otras tribus que están convencidos que D'Leh es una especie de salvador que los librará de los jinetes y sus ostentosos capataces. Todo mientras oímos la voz del legendario Omar Shariff como narrador.

Al principio, asumí que esta película sería simplemente otra épica para apagar el cerebro y disfrutar. Pero hay demasiados clichés juntos en cuanto a diálogos, tramas y presentaciones. Traten de comparar esta con otras películas de cavernícolas y no llega: La Tribu del Fuego era más entretenida sólo por no tener diálogo, Un Millon de Años A.C. al menos tenía la magia de Ray Harryhausen con sus dinosaurios de plástico y a Rachel Welch en su bikini de piel, y El Cavernícola era divertida a propósito. Pero 10.000 A.C. sólo es salvada por unos increíbles escenarios, asombrosos efectos especiales (los animales en particular) y algunas escenas de acción. Agradezco mucho que esta haya sido gratis, porque estos hubieran sido 14 BsF. a la basura casi seguro.

1 críticas y comentarios:

LuisCarlos dijo...

1. Creo que te vi en el bululú de gente pagando el ticket del estacionamiento después de ver ese bodrio.

y 2. El bodrio en cuestión es la película.

Mientras tanto, en Internet...

Creative Commons License
El Cine Tuyo, Mío y Vuestro by Juan Carlo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Atribución-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at jaycersworld.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://jaycersworld.blogspot.com. Clicky Web Analytics