Ratatouille: un delicado gusto para el paladar cinéfilo

lunes, agosto 06, 2007 |

Yo no sé cocinar. Clásica confesión de hombre soltero en sus treinta y pico. Pero cómo me encanta ver a la gente cocinar. Por algo me quedo a veces pegado a Gourmet Channel, y estoy anotado en Epicurious.com desde hace más de dos años y no he cocinado ni un sándwich. (Aunque gracias a ellos, ya sé hacer una tortilla decente.)

La comida, para algunos, se ha convertido en mucho más que una necesidad biológica -- es un momento que aguardan con frenesí y atesoran con pasión. Y alguien que pueda preparar un plato sumamente complejo --quizá un clásico Pato a la Naranja, o algún otro quéséyo-- está a la par de un fino escultor, un maestro compositor o un excelso pintor.

El genio de Ratatouille reside, precisamente, en contraponer ese gusto por la haut cuisine con el odio natural que el mundo occidental siente por la pequeña Rattus norvegicus, y, muy al estilo de los mejores chefs, mezcla estos dos componentes contrastantes para un muy buen platillo cinematográfico (Dios, qué adornado sonó eso...)

La historia se centra en Remy, una rata de campo que nace con una maldicón: un elevado sentido del olfato y gusto, más allá de los de cualquier rata común. Aspira poder emular a su ídolo, el chef Gustèau, quien enseñó que "cualquiera puede aprender a cocinar". Pero... ¿una rata?

Por accidente, Remy es separado de su familia y termina (oh casualidad) en el restuarant de Gustèau, donde conoce al torpe Lingüini, un humilde lavaplatos que jura que puede cocinar -- y jura en vano. Por cuestiones del destino, los dos amigos se juntan para enfrentar al demente chef Skinner y el implacable crítico de restaurantes Anton Ego, a ver si ambos logran sus sueños. Y sí, el ratatouille juega una parte importanteen la trama.

La animación es absolutamente hermosa, y la historia se siente a la vez original y familiar. Reirán, pensarán, quizá hasta arruguen la carita. Pero Pixar se anota un enorme éxito, logrando una película no tan espectacular visualmente como Cars ni tan llena de acción como Los Increíbles, pero ciertamente más a tono con sus primeras creaciones. Hay situaciones bastante adultas, aún para una película animada, pero es sin duda una película familiar. Creo que hasta ahora es lo mejor que he visto este verano, la única que ha cumplido a cabalidad con mis expectativas. No dejen de verla, en serio.

2 críticas y comentarios:

Zz dijo...

Es excelente, como todo lo que hace Pixar. Son sencillamente geniales. Cada vez que voy a ver una película de ellos, espero ansiosa el corto tanto como la película, y nunca me decepcionan. En esta ocasión, amé todo: la estética, el guion, las sensaciones encontradas que me produjo... Sencillamente, espectacular!

Por cierto, no estoy de acuerdo en cuanto a las partes para adultos. Para mí es una película sensacional y 100% familiar. ;)

Andres F. Guevara B. (Tupi) dijo...

"No cualquiera puede ser un gran artista. Pero un gran artista puede venir de cualquier parte".
Anton Ego

Una película implecable. Y lo digo con autoridad: he pisto cuanta cosa Pixar haya creado.

Saludos.

Mientras tanto, en Internet...

Creative Commons License
El Cine Tuyo, Mío y Vuestro by Juan Carlo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Atribución-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at jaycersworld.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://jaycersworld.blogspot.com. Clicky Web Analytics