300: ¡Esto es ESPARTA! (bueno, algo...)

lunes, abril 09, 2007 |

Si hay algo que disfruto del cine, es el pequeño escape de la realidad que tanta falta nos hace. Yo honestamente no entiendo a la gente que critica las películas de, digamos James Bond, porque están tan llenas de mojones que parecen baños públicos. Hijo es una película, no CNN. Si quieres una dosis de realidad ve a ver Fox News (bueno, mal ejemplo también...)

En esa categoría cae, de cierto modo, 300 (2007, dir. Zack Snyder) ¿Lleno de imprecisiones históricas? La verdad sí. ¿Personajes absolutamente estereotipados? Pero cómo no. ¿Pero es esto una película o la clase de Historia? Hubo una película hace dos años que recién ahora veo anunciada aquí en Venezuela llamada Luther, sobre la vida de Martín Lutero. ¿La recuerdan? ¿No, verdad? Por lo que he oído, la película no es mala, pero es demasiado precisa en los acontecimientos históricos. Se dice que es uno de los motivos por los que no les fue bien en taquilla. Está bien que vayas a respetar lo que pasó, pero no exageres.

En contraste, 300 se está convirtiendo en el primer gran exitazo del verano en todo el mundo. A estas alturas, todo el mundo lo sabe: en 480 A.C., ante la invasión del ejército persa, liderado por el rey Jerjes (el brasileño Rodrigo Santoro), la ciudad-estado de Esparta es el principal obstáculo que debe superar. El rey Leónidas (interpretado con furia por Gerard Butler) visita a los Éforos, antiguo consejo que aprueba o rechaza las acciones de guerra, para solicitar permiso para reunir el ejército y defender Grecia. Cuando el oráculo dice que hay que respetar el festival de Carneia, Leónidas decide amasar 300 de sus mejores guerreros y enfrentar al ejército persa (de casi un millón de hombres, incluyendo a los terribles Inmortales, elefantes y rinocerontes) en el Paso de las Termópilas (Puertas Calientes) -- y entraron en la leyenda.

En estos días de "mamismo" político (todos los políticos son unas mamis lloronas) se ha tratado de ver esta película como una apología al conflicto Oriente-Occidente, con los heroicos espartanos derrotando a los terribles persas. Los espartanos vivían ansiosos por la guerra porque para eso vivían y así los entrenan desde que tienen siete años; si alguien ve algún paralelismo con los gringos allá ellos. Tampoco es una lección de historia, como ya dije. Esto es una película hecha para entretener. Y mano, ¡cómo lo logra!

Al igual que Sin City (2004), también basada en un cómic de Frank Miller, 300 fue filmada casi enteramente en estudios contra fondos verdes que luego fueron añadidos por computadora, lo que da unos colores increíblemente vívidos y unos escenarios que te hacen decir: "Guaaaaooooo..." Y el feeling es tal cual de cómic, pero sin humor. (Encontré esta página que compara el cómic con la película, para que juzguen ustedes mismos.) Las batallas son realmente brutales y sanguinarias; la cámara lenta la convierte en un salvaje ballet de espadas, lanzas y cabezas.

En cuanto a las actuaciones, un amigo lo dijo mejor cuando me comentó que estas películas sólo se pueden actuar imaginando que tienes nueve años y estás jugando a conquistadores: lo más emotivo y grande que puedas. De modo que me imagino que sobre todo Gerard Butler debe haber gozado una b*** haciendo de Leónidas, en el que sin duda es el mejor papel de su vida (supongo que ya podemos olvidar Reign of Fire, Phantom of the Opera, Timeline, la miniserie Atila, ...). Es seguro, es grandioso, es enorme, anima a sus hombres hasta el final, y ¿cómo rayos logra esconder el acento escocés? Su contrario, Rodrigo Santoro, en cambio, lo único que hace es estar parado y verse grandilocuente como Jerjes. Lena Headey es la reina Gorgo, esposa de Leónidas, y es casi tan poderosa presencia como el mismo Butler. David Wendham (Dilios) es el segundo actor más conocido de la película (hizo de Faramir en la saga de El Señor de los Anillos), y su voz (que narra la película) es mucho mejor que su actuación, sin quitarle nada. Y Dominic West, como Terón, un senador corrupto, crea uno de los más detestables villanos en historia reciente del cine. (Hay una escena entre Gorgo y Terón que sacó aplausos en el cine cuando la vi. Ahí se los dejo.)

¿En resumen? Esta es una película absolutamente brutal. Es entretenida, es visualmente impactante, y tiene actuaciones decentes. Quizá creen que sea más para hombres que para mujeres, pero debo decir que no hay una mujer que la haya visto que no le haya gustado. Mi novia se rehúsa a verla, pero yo pretendo volverla a ver. Así de buena es. ¿Gladiador? ¿Troya? ¡No joda!

1 críticas y comentarios:

Zz dijo...

Es una película excelente, con una trama, unas actuaciones y unos efectos sencillamente geniales.

¿Que no es 100% fiel a la historia? Yo estoy en desacuerdo. Para empezar, cuando a uno le dicen que va a ver una película basada en un cómic nadie se espera que sea totalmente limitada por los parámetros de la realidad. Es más, ésta tiene mucho menos de fantasía de lo que yo esperaba.

Además, me parece que la esencia de la cultura espartana queda bien clara. No era gente romántica, y sin embargo tenían mucho de altruismo.

Coincido contigo en que es una EXCELENTE opción! ;)

Mientras tanto, en Internet...

Creative Commons License
El Cine Tuyo, Mío y Vuestro by Juan Carlo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Atribución-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at jaycersworld.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://jaycersworld.blogspot.com. Clicky Web Analytics