Piratas del Caribe: Al Final del Mundo: una extraña montaña rusa

viernes, junio 08, 2007 |


¿Se acuerdan lo que comenté en el post anterior, que las trilogías son un riesgo mezclado? Bueno, Piratas del Caribe 3: Al Final del Mundo confirma mi teoría. Esta trilogía de por sí fue un enorme riesgo: digo, estás haciendo una película basada en una atracción de Disneylandia. Así que creo que los primeros sorprendidos que La Maldición del "Perla Negra" fuera un éxito rotundo fueron los creadores. La segunda, Cofre del Hombre Muerto, fue un éxito aún mayor y hasta incluso una película aún mejor, así que podríamos incluir a este grupo en aquellas trilogías exitosas. Sin embargo, luego de ver Arma Mortal II, que es mejor que la I, yo también me convencí que estábamos ante una excelente trilogía. Llegó la III, más o menos, y la IV... bueno.

Al Final del Mundo empieza en una época donde los piratas están siendo perseguidos más que nunca. En un intento por contrarrestar a su enemigo común, Elizabeth Swann (Keira Knightley) y Will Turner (Orlando Bloom) están con el resucitado Héctor Barbosa (un magnífico Geoffrey Rush) en Singapur, donde buscan la ayuda del rey de los piratas de la región, Sao Feng (un igualmente magnífico Chow Yun Fat) para llegar al Casillero de Davy Jones, una especie de limbo a donde Jack Sparrow (Johnny Depp) y su Perla Negra habían sido enviados al final de la última película. Entretanto, el mentado Davy Jones (un irreconocible Bill Nighy), una suerte de Mefistófeles del mar, está bajo las renuentes órdenes de Lord Cutler Beckett (Tom Hollander), el líder de la East India Trading Company, quien se ha apoderado del corazón de Jones y por consiguiente de su terrible barco, el Holandés Errante.

Les soy sincero, la trama es un poco compleja, por decir lo menos. Todo el mundo quiere rescatar a Jack por distintas razones. Pero esta es una de las pocas películas donde la trama está ahí cumpliendo la función de los rieles del tren: llevarlos en el paseo. Los efectos son absolutamente asombrosos, las emociones son auténticas, y Johnny Depp pasará a la historia como el creador de uno de los más originales, divertidos y complejos personajes del cine. Y al fin, AL FIN, Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones, quien sirvió de inspiración a Depp para crear a Jack, aparece aquí. Sí hubo un momento en que el viaje se hizo demasiado suave y me descubrí viendo el reloj, pero en seguida llegamos a las subidas y bajadas y todo estuvo bien.

Definitivamente sí, esta queda con La Guerra de las Galaxias, El Señor de los Anillos y El Padrino como trilogía que no decepciona. De hecho, hay que quedarse hasta después de los créditos para que salgan de la sala con todo el sentimiento positivo del mundo. Me gustó mucho más la segunda, pero ésta tiene todo lo que se puede esperar de este tipo de película -- mucha, mucha diversión.

2 críticas y comentarios:

Batman dijo...

PERO QUE BASURA DE ARTÍCULO!!

Piratas del caribe 1 está entre las mejores películas, y la 2 y la 3 son aberraciones de la naturaleza que jamás debieron existir, destrozaron el espíritu y rompieron con la línea, forzaron las risas, y mataron a Jack, obligando a que sobreactuara para ser "más GRACIOSO".

Juan Carlo dijo...

Oye Batman, no te reprimas, dime de verdad lo que piensas... Viejo, está bien que no compartas mi opinión, pero... "¿basura de artículo?" Bueno, supongo que todos tenemos nuestras opciones. Y perdóname que difiera, pero, ¿qué más "sobreactuado" puede estar Johnny Depp aquí? Y es lo único que salva toda la serie, pues te admito, la tercera fue como demasiado. Y con todo eso, me sigue gustando.

Mientras tanto, en Internet...

Creative Commons License
El Cine Tuyo, Mío y Vuestro by Juan Carlo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Atribución-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at jaycersworld.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://jaycersworld.blogspot.com. Clicky Web Analytics