Internacionalinándome... Internaciolándome... ¡Es INTERNACIONAl, ah pues!

martes, junio 30, 2009 | Comments

Hay que admirar el poder de Internet. El año pasado (wow, ya va a ser un año) me retiré de Twitter por un tiempo para tratar de atender un poquito más mi vida 1.0, pero decidí abrirle una cuenta a este blog que se supondría sólo serviría para enviar su contenido a la gente que lo seguía. Eventualmente, lo cambié a un sitio donde pudiera hablar con algunos de los bloggers en inglés que yo seguía.

Por azares del destino (y para no hacer el cuento muy largo), uno de esos fue
Mike Spring, quien da la casualidad que tiene un site dedicado a reseñas de DVD's con un par de entrevistas y otras cosas llamado DVD Snapshot. El tipo es bien pana, con unos gustos muy claros que me recuerdan muchísimo a mi amiga Carmen. Pues algo debe haber leído que le agradó pues, como estaba rediseñando la página, me extendió una invitación a escribir una columna para ella. ¡La cual acepté!

No es la gran cosota, en especial cuando la comparan con el resto de la gente que escribe las otras columnas (una ha tenido pequeños papeles en películas de televisión en Reino Unido, otros tienen unos gustos bien eclécticos en películas que a mí me impresionan), pero me hace sentir muy orgulloso de mí mismo que esté escribiendo en inglés en una página web de afuera. No espero sacar nada de ella más que conseguir una nueva audiencia que los complemente a ustedes que me han hecho el honor de leerme por aquí. Ojalá me lleve a algo más, pero me lo tomo con soda.


Así que, los invito a que chequeen el site, y lean la nueva columna
Juan Shot Only, además de las de mis nuevos colegas Jeff Long, Phil Edwards, Jay Kulpa (su gusto en películas es increíblemente bizarro, en el mal sentido de la palabra pero usándolo bien) y Tara Kaye Judah. Y por supuesto, asegúrense de seguir la página para recomendaciones sobre DVD's que a lo mejor me pele en mi Plasma de Miércoles. ¡Disfruten!

Transformers: Revenge of the Fallen: Mucho más (demasiado más) de lo que el ojo ve

sábado, junio 27, 2009 | Comments

Una producción extra de testosterona, un aparato reproductor masculino y un amor por carros y explosiones no son requisitos para disfrutar de la secuela al super-éxito de 2007 del director Michael Bay. Pero coño, ¡cómo ayuda!

El que entre a esta película esperando una
Dark Knight, siquiera una Iron Man, saldrá severamente decepcionado. Cierto, el guión es escrito por Roberto Orci y Alex Kurtzman, los mismos que hicieron la genial Star Trek de mayo (¿pendientes de un chequecito, no?), pero es evidente que las neuronas las aplicaron todas en esa. Esta no es una película para reflexionar sobre amistad, relaciones, nada de eso. La historia sólo funciona para enlazar un "boom" detrás de otro. Esto no es un museo, es una montaña rusa diseñada para universitarios quesúos.

Supongo que es por eso que ahora Sam Witwicky (Shia LaBeouf) se está yendo a la universidad, muy al dolor de su madre Judy (Julie White) y al orgullo oculto de su padre Ron (Kevin Dunn). Y ya está listo para establecer su relación a distancia con Mickaela (Megan Fox). Básicamente, quiere ser un tipo normal. Pero al tocar un pedazo de la Chispa Suprema (pana, ¿no hay mejor traducción para AllSpark?), comienza a ver unos extraños símbolos que no entiende qué significan (wow, original).


Lo siguiente que sabe es que los Decepticons están buscándolo ahora, de modo que vuelve a necesitar ayuda de los Autobots, quienes se han unido en un comando especial con el mayor Lennox (Josh Duhamel) y el sargento Epps (Tyrese Gibson) para cazar a sus enemigos. La aventura lleva a Sam a correr como loco por todo el mundo, tratando de detener una amenaza que tiene cientos de miles de años cocinándose que podría hacer que la Tierra termine como Cibertrón, cortesía del antiguo líder de los Decepticons, el Caído (voz de Tony Todd, a quien acabamos de ver como el general Juma en
24).

Básicamente eso es todo lo que necesitan saber de la historia, pues en realidad la película es una confrontación tras otra, presentando un personaje tras otro. Lo más divertidio son sin duda White y Dunn, que necesitan tener su propia comedia pronto; su química y su timing cómico es casi perfecto. Johnn Turturro repite como el agente Simmons, una de las cosas más desesperantes de la primera, opino yo, pero ahora es mucho más divertido; pareciera que se concentró en actuar más que en payasear mientars aún se divertía en su papel.


Ahora, en cuanto a lo que se ha comentado de los Gemelos Autobot, Skids y Mudflap (voces de Tom Kenny y Reno Wilson), sobre lo racista de sus personajes (son dos pequeños robots que se transforman en lo que parecen ser Chevrolet Sparks con caras ligeramente deformadas y hablan como negros pandilleros), quizá no tengo la sensibilidad suficiente, pero no me parecieron tan ofensivos. Son un poco equis, eso sí; más divertido es el diminuto Decepticón llamado Wheelie (también Kenny), hasta que empieza a acatuar como perro. Y el anciano Jetfire (voz de Mark Ryan) pudo haber sido más interesante, pero el chiste de su ancianidad se extendió un poquito de más.

El resto de los Autobots y Decepticons se ven asombrosos. Las luchas están mucho mejor que la pasada, donde la principal queja era que la lucha era tan de cerca que no podíamos saber qué rayos pasaba. Y sí, cuando aparece Devastator (la combinación de los cinco Constructicons) es increíble. Lo que era como un anticlimax fue la aparición de el Caído; parecía más bien algo salido de Aliens ligado con una araña. Y bueno, lástima que no se pudo concretar que su voz fuera la de Leonard Nimoy...

¿Suena como que gocé una bola, no? Bueno sí. Es una película super divertida y diseñada para que tu cerebro sólo pueda decir "¡mierda, QUÉ ARRECHO!" y veas a Megan Fox una y otra y otra vez (esa mujer es absolutamente irreal... igual que su actuación, aunque hay leeeeves señales de promesa). Pero considero que esta película fue diseñada para que muchos panas de veintipico tomando birras y gritando YEAH!!! una y otra vez. Esta casi que no es una película, es una oda a la testosterona, una erección de casi tres horas, como la llamó
Roger Ebert. (¿Será por eso que hay una toma a un gigantesco escroto mecánico?) Uno queda agotado luego de ver Transformers: Revenge of the Fallen. Uno nunca olvidará esas escenas. Pero creo que así se sentiría uno cuando se acuesta con una, ejem, señorita de la calle: uno queda superficialmente satisfecho, pero igual sientes que falta algo en tu vida (bueno, eso espero).

Nuestra infancia está por ser visitada de nuevo

viernes, junio 26, 2009 | Comments

Primero Transformers 2: Venganza del Caído (esperen una reseña pronto). Luego será G. I. Joe: El Origen de Cobra. Pero eso no es nada en comparación a lo que se viene pronto, de la mano de nuestros directores favoritos. Gracias a mi pana Daniel por mostrarme este video, cortesía de Atomfilms.

Un fin de era como ninguno: In Memoriam Michael Jackson

| Comments

"¿Te volviste loco, Juan?", estarán preparados a preguntarme. "¡Este es un blog de cine! ¿Qué haces hablando de Michael Jackson aquí?"

Paciencia, muchachones. Yo no hago las cosas así como así. Bueno, sí las hago, pero esta vez no, esto tiene un plan.

El fenómeno que fue el nativo de Gary, Indiana, niño estrella a los 10 años, muerto 40 años después de un aparente paro cardiorespiratorio, abarcó mucho del mundo de la música, pero el hombre también tuvo un par de contribuciones al cine interesantes, créanlo o no.

Empecemos por lo más directo. Jackson estuvo en su vida adulta en dos largometrajes que aunque no hicieron tan bien en taquilla tienen un seguimiento de culto fuerte (claro, es Jacko). La primera fue en 1978 y fue dirigida nada menos que por Sidney Lumet (Tarde de Perros) y guión de Joel Schumacher (Batman Forever), y era la versión musical del clásico El Mago de Oz. En The Wiz, Jackson acompañó a Diana Ross como el Espantapájaros, un disfraz que lo hizo absolutamente irreconocible hasta que abría la boca para cantar y empezaba a bailar.



La segunda vino diez años después, en 1988, con Moonwalker, una mezcla de presentaciones en vivo, su video para la canción "Just Leave Me Alone" y una historia donde hacía de un superhéroe que debía defender a unos niños de un malvado villano interpretado por Joe Pesci. Esta salió directo a DVD en EE. UU. pero aquí sí salió en el cine, y luego originó un juego para Sega Genesis y de maquinita que fue aún más exitoso que la misma película.


Después están sus cortometrajes (los que pueden ser considerados así y las versiones extendidas de sus videos musicales). El más destacado es Capitán EO, una aventura espacial en 3D filmado para los parques de Disney (Disneyworld Florida, Disneylandia Anaheim, Epcot Center) en 1986. Steven Spielberg iba a dirigirlo, pero por conflictos diversos terminó siendo Francis Ford Coppola quien asumió las riendas. Angelica Huston (El Honor de los Prizzi, La Familia Addams) era la villana. Y costó un millón de dólares por minuto. Ah, y ahora lo peuden ver completo gracias a YouTube.




Y luego están los videos. Por supuesto que ninguno ha podido superar a "Thriller" de 1983, el homenaje al cine de terror que salió del disco del mismo nombre, que de paso se convirtió en el más vendido en la historia. Para la fecha, un video no superaba los 100.000 dólares; este videíto costó cinco veces eso. Fue dirigido y coescrito con Michael por John Landis, que acababa de tener un éxito con Hombre Lobo Americano en Londres, y con efectos de maquillaje del maestro Rick Baker (Planeta de Los Simios).



El siguiente video/cortometraje era de la canción titular de su álbbum Bad, de 1987, que aunque no tuvo el éxito legendario de "Thriller" tenía créditos cinematográficos aún más impresionantes: su coestrella en la historia inicial era Wesley Snipes, en su primer papel como actor, y todo el video fue dirigido nada menos que por Martin Scorsese (Raging Bull, Taxi Driver, Los Infiltrados, Pandillas de Nueva York, la próxima Shutter Island).





En 1997, Michael se unió a un cierto autor de horror llamado Stephen King y produjo un cortometraje llamado Ghosts para promocionar la canción del mismo nombre incluido en su álbum Blood on the Dance Floor y su compilatorio HIStory. La historia, sobre un pueblo que ha tenido extrañas ocurrencias gracias a un excéntrico hombre que vive solo en una gran mansión, muestra a Michael en cinco papeles distintos, incluyendo un alcalde conservador y mayor que uno nunca se imaginaría que es él. El director del cortometraje de 38 minutos en total fue dirigido por el mago Stan Winston, que se encargó de los efectos especiales en Terminator, Parque Jurásico y Iron Man. Así que efectos especiales increíbles están como garantizados. (Aquí les pongo la primera parte; pueden ver la continuación aquí, aquí y aquí.)


Los dos últimos videos con una conexión al cine son "Remeber the Time", con la supermodelo Iman y el comediante Eddie Murphy (que es mejor que el 90% de las películas que ha sacado) y el último video que sacó, "You Rock My World", con actuaciones de Chris Tucker, Billy Drago, Michael Madsen y "El Padrino" Marlon Brando.






UPDATE. Imperdonable que se me haya olvidado: Michael Jackson grabó el video para "They Don't Care About Us" en una favela de Río de Janeiro, y fue dirigido por Spike Lee (Malcolm X, Do The Right Thing).



Para terminar, Michael tuvo una minúscula parte en Hombres de Negro II y sí, esa era su voz hablada en ese episodio de Los Simpsons cuando Bart y "el loco" le canta feliz cumpleaños a Lisa (de hecho, es una de mis canciones favoritas de MJ).

Llamar a Michael Jackson "innovador" suena a lugar común, pero el hombre reescribió la forma en que se hacían los videos al convertirlos en entretenidas historias, amén de su evidente talento para cantar y sus asombrosas coreografías. Si eso no basta para hacerle un sitio en este rinconcito dedicado al cine, pues saben, no me importa. Yo crecí escuchando su música y me impactó casi tanto como el cine. Deal with it. Q.E.P.D.

Plasma de Miércoles E25: The Odd Couple (1968)

miércoles, junio 24, 2009 | Comments

theoddcouple Piensen en grandes dúos de comedia en el mundo del cine. El Gordo y el Flaco. Abbot y Costello. David Spade y Chris Farley. Quizá se les ocurran más. El favorito mío, sin embargo, fueron divertidos aún cuarenta años después. La última, de hecho, fue una secuela de la primera: La Pareja Dispareja. Y estoy hablando de Walter Matthau y Jack Lemmon.

En el tiempo que los he estado viendo en películas, me parece que Lemmon y Matthau, más que actores, son “reactores”: hicieron un par de dramas en los que demostraron su excelencia para las minucias de la actuación, pero en comedias lo que era un tesoro era la manera en que reaccionaban ante distintos estímulos que se le presentaban. Era tal que, cuando esta joya –escrita por el dramaturgo Neil Simon, y está basada en su obra para Broadway—fue transmitida en cable hace unos meses, mi padre se reía en las mismas escenas, sin importar que la había visto una docena de veces, sólo por ver las expresiones en la cara de sus dos protagonistas.

Matthau hace de Oscar Madison, un periodista deportivo recientemente divorciado porque, bueno... digamos que al ver su apartamento uno pensaría que tiene divorciado el tiempo que tiene vivo. Es el consumado solterón: al preguntársele qué son los sándwiches verdes que está ofreciendo, contesta con toda su calma: “O es queso muy nuevo o carne muy vieja”. Es por eso que es insólito que uno de sus mejores amigos y colega periodista, Félix Unger (Lemmon), sea un neurótico y obsesivo maniático de la pulcritud, ligeramente suicida, a quien su esposa lo acaba de botar a la calle. Es por eso que Oscar, en un momento de compasión, lo invita a quedarse en su apartamento, para que de paso lo ayude a pagar la renta.

Craso error. Luego de unos días, el uno está volviendo al otro loco. Y empiezan a considerar si de verdad vale la pena la amargura por la que están pasando para conservar una amistad. Digo, esta es una amistad que potencialmente arruina una noche de amor, la limpieza de un apartamento... ¿De verdad vale la pena?

Más allá de la evidente comicidad, la película también toca temas sobre relaciones, tanto de amistad como maritales. En un momento Oscar y Félix empiezan a discutir como una pareja casada, sin ninguna insinuación homosexual, simplemente así es como ha resultado. Hechos los locos, ambos terminan aprendiendo una que otra cosa del otro.

La química entre Matthau y Lemmon es una rareza de perfección aún hoy en día, y se tradujo en un total de diez películas juntos. Es una rara coincidencia que ambos hayan muerto con apenas un año de diferencia (Matthau el 1º de julio de 2000, Lemmon el 27 de junio de 2001), pero considerando cómo eran juntos, en especial luego de ver La Pareja Dispareja, y varios años después en Grumpy Old Men (1993), uno no puede sino envidiar a quienes lograrán verlos por toda la eternidad.

The Odd Couple

NOTAS CURIOSAS

  • La película está basada en la obra de Broadway del mismo nombre, que se estrenó originalmente en el teatro Plymouth el 10 de marzo de 1965. Tuvo 966 presentaciones y fue nominado al Tony como Mejor Obra de Teatro. Neil Simon la escribió basándose en la experiencia de divorcio de su hermano Danny, la inspiración para Félix.
  • Walter Matthau interpretó a Oscar también en la obra de teatro (Art Carney hizo de Félix). Antes le pidió a Simon si podía interpretar a Félix, pues la personalidad de Oscar se parecía demasiado a la suya propia, y quería un reto actoral. Simon le contestó: “Walter, puedes ser un actor en la obra de alguien más. Por favor, sé Oscar en la mía”. Y Matthau aceptó.
  • Esta fue la segunda de diez películas en total en las que Lemmon y Matthau actuaron juntos. La última fue una secuela a esta, La Pareja Dispareja II (1998), donde 40 años después, Félix y Oscar se enteran que la hija de Félix (Lisa Waltz) se va casar con el hijo de Oscar (Jonathan Silverman) y deben atravesar el país para asistir a la boda. Lamentablemente no tuvo el éxito de la original (como casi siempre), pero la química entre ambos permaneció intacta.

Le toca a papá

domingo, junio 21, 2009 | Comments

¿Por qué será que uno ve una gran (y merecida) alharaca por el Día de la Madre, pero a veces el del Padre pasa por debajo de la mesa? Bueno sí sé, mentira, pero eso no quiere decir que no haya padres absolutamente ejemplares. Y en cuanto al cine se refiere, que busca jalarle al público cuanta fibra de emoción pueda tener, uno puede encontrar los mejores ejemplos de paternidad que uno pueda imaginarse. Aquí les presento los cinco mejores papás que el celuloide nos ha presentado.

5.- Stanley Banks (Spencer Tracy), El Padre de la Novia (1950)

Gruñón, distante y aprehensivo, Banks estuvo en desacuerdo con cada elemento de la boda de su hija (Elizabeth Taylor). Pero consciente de que estaba hablando de la felicidad de su pequeña princesa, que ya no era una niña, Banks se traga el dolor de dejarla ir y actúa como todo un padre al final. Steve Martin interpretó el papel en la nueva versión de 1991, y arrancó risas y lágrimas también, pero nada puede superar ver la férrea armadura de Tracy al ver que su niñita ha crecido, algo con el que todo padre de hembras puede relacionarse. Compadre, es con usted.

4.- Marlin (Albert Brooks), Buscando a Nemo (2003)finding_nemo_marlin_clown_fish_telling_joke

Marlin empieza como un padre sobreprotector y neurótico que se preocupa un poco de más por la seguridad de su hijo Nemo. Es cuando recorre el mar entero, tolerando todos los peligros y una pez cirujana con corta memoria (Ellen DeGeneres) que descubre ese fino equilibrio entre cuidar de su niño y dejarlo crecer por su cuenta. Suave hermano.

 

 

184015__pie_l3.- El Papá de Jim (Eugene Levy), American Pie (1999)

No me interesa lo comprensivos y “panas” que puedan ser su padres, ninguno actuará con la calma y el entendimiento del señor Levenstein al descubrir a su hijo (Jason Biggs) relacionarse con un pie de manzana. (Ups, spoiler. :) Y luego, en la secuela de 2001, sentarse a hablar tranquilamente con él luego de entrar durante pleno acto en su cuarto en la universidad. No es que no se da cuenta que a su hijo lo está incomodando a más no poder –es que su amor es más grande.

2.- Chris Gardner (Will Smith), En Busca de la Felicidad (2006)the-pursuit-of-happyness-movie-review

Se quedó sin trabajo. Se quedó sin hogar. Pero todo, todo lo que Chris Gardner hizo antes de conseguir la fortuna fue para asegurarse que su hijo (Jaden Smith) consiguiera su educación e incluso su comodidad. Qué importa que Jaden después nos hiciera pensar que no lo merecía en El Día que La Tierra se Detuvo, aquí uno sólo sueña que ese niño crezca y sea un hombre de bien, de tanto sacrificio que hizo su padre.

 

 

windowslivewriterbuenosdasprincesa-de7bla-vida-es-bella1 1.- Guido Orefice (Roberto Benigni), La Vita é Bella (1997)

Es una cosa guardar a nuestros hijos de los horrores del mundo, buscar que se mantengan inocentes; es otro convertir a la Shoá (el Holocausto) en un juego. Y eso es exactamente lo que Guido hizo, sin perder jamás su sentido del humor, sin importar las consecuencias. Ojalá la mitad de los padres fueran así. Gracias a Dios los que yo conozco están en esa mitad. ¡Feliz Día del Padre!

¿Díganme si este no es El Mejor Papá del Mundo?

viernes, junio 19, 2009 | Comments

Robin Williams no la ha tenido buena en años recientes. Su último éxito verdadero en una comedia fue Patch Adams, y eso fue en 1998 (aunque Death to Smoochie de 2002 ha sido una especie de película de culto). Y es chimbo, porque si alguien lo vio en Inside The Actor's Studio, el hombre puede ser divertidísimo. Su película que está por estrenarse, Old Dogs, con John Travolta, parece que no va a ayudar a recuperar su estrellato.

No, eso se lo dejaría a World's Greatest Dad.

Cuando empezó el verano, clamé que viéramos un trailer de esta película dirigida por el también comediante Bobcat Goldwaithe, y finalmente hoy se dio, junto con un afiche. Y lo ratifico: esta vaina se ve comiquísima y por todas las razones equivocadas. Que no les quede duda gente, este es humor tan negro que no lo podrían encontrar en un cuarto oscuro.

Williams hace de Lance, un profesor de literatura de bachillerato que tiene a la gran pesadilla de un hijo que parece destinado a joderle la paciencia. Un día, descubre que su hijo ha muerto a lo David Carradine, y para ocultar la vergüenza escribe una falsa nota de suicidio, que es inadvertidamente publicada en erl periódico de la escuela y se convierte en un éxito. Viendo una oportunidad, Lance escribe un diario completo y se lo atribuye a su hijo muerto.

Sospecho que esta película es como demasiado retorcida para ser estrenada acá en el país, pero me parece que en el fondo podría generar discusiones con nuestra mórbida obsesión con "celebridades" muertas y con lo ético de algunas oportunidades para lograr el éxito. Eso, o simplemente nos cagaremos de la risa todos. World's Greatest Dad se estrena el 21 de agosto.

Nos joderemos todos: trailer de 2012

jueves, junio 18, 2009 | Comments

¿Se acuerdan hace tieeempo (noviembre del año pasado) cuando les mostré el primer trailer de la nueva película de Roland "Quiero Destruir El Mundo" Emmerich llamada 2012? Pues el segundo trailer acaba de debutar y pana... es brutal.

Para los que no lo sepan, el año 2012 es el año en que muchos dicen se acabará el mundo, de acuerdo al calendario maya, exactamente el 21 de diciembre de ese año. Pues el año terrible ha llegado, y luego de una serie de catástrofes naturales de proporciones épicas, los sobrevivientes ahora deben tratar de lidiar con su mundo en ruinas. El elenco es bastante bueno, sin duda: John Cusack, Amanda Peet, Thandie Newton, Danny Glover, Woody Harrelson, Oliver Platt y Chiwetel Ejiofor.


Claro, después de la gran pila de bosta de mamut que fue
10.000 AC (sí, que no le quede duda a nadie que odié esa película), amén de lo poco que convenció El Día Después de Mañana, yo ahora me acerco a estas películas con una sana dosis de escepticismo. Como dije antes, Emmerich tiene una facilidad única para hacernos decir "¡MIERDA!", para luego decir "¡QUÉ mierda!" (sanas excepciones: Día de la Independencia y --placer culpable, pero entiendo que no es muy buena-- Godzilla). Vean el trailer y ustedes decidan. 2012 se estrena el 13 de noviembre.

¿Penn-diente de un descansito? (ACTUALIZADO)

miércoles, junio 17, 2009 | Comments

sean-penn Piensen lo que les dé la gana de Sean Penn, pero el hombre es sin duda uno de los más distinguidos actores de nuestra generación. Yo sigo lamentándome que el Oscar no fue para Mickey Rourke este año, pero eso no quiere decir que su papel como Harvey Milk en Milk no haya sido merecedor del premio. Además de eso, el tipo trabaja como un burro: acaba de completar la producción de Fair Game, donde hace del esposo de la espía descubierta Valerie Plame (interpretada por Naomi Watts), y lo veremos a finales de este año junto a Brad Pitt en The Tree of Life. Penn además tenía compromisos para aparecer en Cartel, sobre un padre que protege a su hijo luego que su esposa es matada por capos del narcotráfico en México, y, lo más sorprendente, el papel de Larry en Los Tres Chiflados, de los hermanos Farrelly.

Pues, quizá no...

Hitfix confirma un rumor que había por ahí que Penn se tomaría un sabático para atender asuntos personales, lo que tiene su papel como el “serio” de los Chiflados comprometido. MGM confirma, a su vez, que la película seguirá su curso con Jim Carrey como Curly y Benicio del Toro como Moe (¿no que él faltaba por confirmar?), aunque no determinó si buscarán a otro actor para el papel o si esperarán por Penn. Aún no se sabe qué pasará con Cartel.

¿Qué opinan ustedes? Yo estaba intrigado por ver a Penn intentar un papel tan decisivamente cómico, pero bueno, habrá que ver. ¿Debería MGM esperar, o ustedes quisieran ver a otro hacer de Larry?

ACTUALIZACIÓN: Leo por Cinemablend que The Hollywood Reporter confirma que Penn ya no estará ni en Cartel ni en Los Tres Chiflados. Por consiguiente, se puede asumir que los Farrelly empiezan a correr para poder empezar a filmar en agosto. Se ha hablado de Simon Pegg (Shaun of the Dead, Scottie en Star Trek), Adrien Brody (The Brothers Bloom), Paul Giamatti (Sideways) e incluso Zack Galifanakis (The Hangover). Por lo visto, se irían por lo más viejo, lo que dejaría sólo a Giamatti, que estoy seguro que hará un papel brillante. Pegg no, por favor, no me lo quemen, que es demasiado brillante.

Plasma de Miércoles E24: El Cristal Encantado (1982)

| Comments

51MSB3G0M1L Vean la filmografía de los 80, y verán que había una abundancia de títulos de fantasía: Conan el Bárbaro y su secuela Conan el Destructor, Hawk el Vengador, Krull, Dragonslayer... Todas con su particular atractivo, si me preguntan. Pero hay una que se ganó el título de “película de culto” como ninguna otra, y tiene la característica de ser la única película no animada que no tiene ni un actor de carne de hueso (visible), sólo marionetas. Esta era una de mis favoritas en la infancia: El Cristal Encantado.

Antes de que reclamen por las marionetas, dos cosas hay que destacar: esta es dirigida por el gran Jim Henson, creador de los Muppets (sin duda una de las razones por la que esta película se hizo) y tiene un tono oscuro y hasta aterrador que muy pocas películas para niños pueda tener hoy en día (con las excepciones quizá de Coraline y la venidera 9). El guión de David Odell (quien trabajó con Henson en El Show de los Muppets), además de increíblemente imaginativo, lidia con elementos clásicos de fantasía que harían a J.R.R. Tolkien y C.S. Lewis orgullosos, como el viaje del héroe y las razas en conflicto.

La historia se da en un planeta lejano llamado Thra, donde, durante la última conjunción de los tres soles, la raza dominante llamada los urSeks rompió al Cristal de la Verdad, la fuerza que mantenía la vida en el planeta, lo que causó que se dividieran en dos razas: los pacíficos Místicos y los malvados Skeksis. Mil años después, una nueva conjunción está por ocurrir, y según una antigua profecía, si el Cristal no es restaurado antes, el dominio de los Skeksis continuará por siempre. Es la tarea de un Gelfling restaurar el Cristal –pero los Skeksis se han encargado de matarlos a todos, temiendo la profecía.

A todos, excepto a dos: Jen, quien ha crecido con los Místicos, y Kira, criada por una pacífica raza de enanitos del bosque llamados Podlings. Con la ayuda de una sabia y cascarrabiosa bruja llamada Aughra y una bocona bola de pelos llamado Fizgig, Jen y Kira buscan restaurar el Cristal y sanar el mundo de Thra antes que los Skeksis acaben con todo.

Si eran fan del Show de los Muppets, saben que, aunque están viendo los títeres, estos están conducidos magistralmente hasta el punto que parecen en efecto vivos a veces (supongo que el hecho que en algunas tomas apartadas ha enanos en disfraz ayuda). Pero los escenarios son absolutamente asombrosos, filmados en varias partes del Reino Unido y platós enormes y elaborados, sin mencionar marionetas bien detalladas con pelos y señales.

¿Y la historia? Esta es otra prueba de que Jim Henson nos fue quitado demasiado, demasiado pronto, pues esta imaginación rivaliza (y si estuviera vivo, superaría) la de George Lucas. Es toda una mitología con drama, comedia, acción y suspenso, con complejos mundos, personajes con trasfondo y una mitología digna de los cuentos nórdicos (otra vez, Tolkien, de la que te perdiste).

Si son fanáticos de El Señor de los Anillos y Las Crónicas de Narnia, estoy seguro que disfrutarán de este clásico. Aún después de casi 30 años, me parece que aún funciona en esta era. (De hecho, disculpen la calidad del video.)

The Dark Crystal

NOTAS CURIOSAS

  • Para 2011, finalmente habrá una secuela, llamada El Poder del Cristal Encantado. Dirigida por Genndy Tartakovsky (creador de Samurai Jack y famoso por su trabajo en la miniserie Star Wars: Clone Wars), sigue la historia cientos de años después de la primera, donde una niña de fuego roba un trozo del Cristal para resucitar al sol muriente. Taratkovsky acordó dirigirla sólo con dos condiciones: que implicara usar marionetas de nuevo, y que Brian Froud, quien diseñó casi todas las criaturas y los escenarios para El Cristal Encantado, volviera a trabajar aquí. Esa película le tomó a Froud cinco años de su vida.
  • Froud y la diseñadora de marionetas Wendy Midener se conocieron durante la filmación y luego se casaron. Aún lo están.
  • Los trajes de los Garthrim (enormes e intimidantes artrópodos que son los soldados de los Skeksis) eran tan pesados que sus intérpretes tenían que ser colgados cada cinco minutos para descansar.
  • Con un presupuesto de unos 15 millones de dólares, hizo unos 40 en taquilla, bastante decepcionante. Claro, cuando consideran que muchos padres consideran la película demasiado ennervante para llevar a los hijos y abrió junto al gorila de 500 kg. que era E.T. El Extraterrestre...

¡El Dios del Trueno ha ido a donde ningún mortal ha ido antes!

martes, junio 16, 2009 | Comments

thor2 Esta noticia es de las viejas pero buenas. La última vez que les hablé de Thor, la película del personaje de Marvel dirigida por Kenneth Branagh, les había dicho que habían retrasado el estreno para el 5 de mayo de 2012; antes de eso, les comenté que se rumoraba que el papel del Dios del Trueno podría ir para Alexander Skarsgård, hijo del veterano actor Stellan Skarsgård (quien acabamos de ver en Ángeles y Demonios), y su malvado hermano Loki parecía ir a Josh Hartnett (Pearl Harbor, Lucky Number Slevin). Pues bien, rumor es rumor, hasta que los blogs de cine lo reportan.

Hace un par de semanas, Deadline Hollywood (y Slashfilm reportó) que será el actor  australiano Chris ktchrishemsworthpicHelmsworth quien portará el martillo Mjolnir. Si no les suena el nombre, no se preocupen: su papel más famoso fue ser el capitán de una nave de la Flota Estelar y salvar la vida de 800 personas, incluyendo la de su madre y la de su hijo. Sip, su último papel fue el de George Kirk, el padre de James, en la resurrección de J.J. Abrams de Star Trek. No es que haya sido mucho que ofrecer, pero si se fijan en las fotos verán que el tipo tiene la pinta (aunque yo hubiera sido más feliz con Skarsgård). Y bueno, no era que lo vi en esos minutos y dije “qué asco de actor”. Habrá que esperar y ver.lokijpg

Bien, ahí está Thor. ¿Y Loki? Resulta que Finke también reportó quién se llevó ese  papel, y tampoco es Hartnett. La verdad lo encuentro refrescante; es un riesgo poner super estrellas en una película de cómics, pues terminas enfocándote en ellos. ¿Se acuerdan cuando Brad Pitt estaba sonando como Thor? (Bicho, eso fue hace un año ya...) Hubiera sido interesante, sin duda, pero el presupuesto nada más que para pagarle al hombre...

En fin, Screen Rant trae la noticia de Finke, y resulta que el dios del mal lo interpretará otro relativo desconocido, el inglés Tom Hiddleston. Ya él y Branagh habían trabajado juntos en la serie de detectives inglesa8277 Wallander, y el hombre tiene experiencia en películas  pequeñas; esta es su entrada al mundo hollywoodense. En la mitología nórdica, Loki es el dios timador y de la calaña (¿o no se acuerdan que se suponía que era su máscara en La Máscara, de Jim Carrey?); en los cómics, es pura maldad y arrogancia.

La tercera noticia respecto a esta película (¡tengo que compensar la ausencia!) es, de hecho, la que más me agrada, pues me parece que es la que más se ajusta a lo que yo me imaginaba. Si se saben su mitología nórdica, nosotros vivimos en Midgard, y los dioses en Asgard; Thor y Loki son hermanos, y su padre es el poderoso Odín (de hecho, padre de todos los dioses). En el cómic, Thor se pasó de arrogante y petulante, y Odín, en castigo, lo envió a  Midgard para que aprendiera la humildad. Imaginen la autoridad que tiene que proyectar alguien que tenga esa clase de papel, que puedas ordenar al poderoso dios de trueno y él te tenga que obedecer.

440px-Odin55Pues Kenneth Branagh tuvo la suerte de conocer a alguien así: el veterano actor Brian Blessed  aceptó interpretar a Odín (esto de acuerdo al blog de comics Bleeding Cool, de donde lo recoge Slashfilm). Blessed es uno de esos actores de carácter que a mí me agradan a donde lo veo, y además ha balanceado papeles muy serios, sobre todo shakespearianos (ha estado en las versiones de Hamlet y Enrique V de Branagh), cnews_15on películas mucho más divertidas (fue el príncipe Vultan en Flash Gordon e hizo la voz de Clayton en la Tarzán de Disney). Tiene una voz impresionante que pega con su enorme cuerpo de 1,77 m. ¿Quién mejor para el papel?

El guión original de Mark Protosevich (quien escribió Soy Leyenda) requería una épica de 300 millones de dólares, así que Matthew Vaughn (Stardust) lo “adelgazó” hasta 150 millones. Supongo que es prueba que Thor no tiene el empuje de El Hombre Araña o Batman, pero yo disfrutaba sus historias gracias a las viejas comiquitas de Marvel que pasaban en Venevisión. E insisto, Thor es una historia grandilocuente y épica con dramatismo que el Bardo hubiera podido imaginar; Branagh es un especialista en eso. ¡Mirad la furia de Mjolnir, mortales!

Plasma de Miércoles E23: Los Sospechos Habituales (1994)

miércoles, junio 10, 2009 | Comments

TheUsualSuspects Hay películas emocionantes. Hay películas policíacas emocionantes. Hay películas policíacas emocionantes y memorables.

Y luego están Los Sospechosos Habituales.

Antes de que se volviera millonario con las dos películas de X-Men, Bryan Singer era un menudo y joven director que tenía dos películas en su haber (el cortometraje Lion’s Den de 1988 y Public Access de 1993). Durante una presentación de ésta última en el festival de Sundance, Kevin Spacey quedó tan impresionado con el producto final que le dijo a Singer y al guionista Christopher McQuarrie que quería estar en cualquiera que fuera la próxima película en la que trabajaran.

Singer había leído un artículo en una revista titulado “The Usual Suspects”, por la famosa expresión en Casablanca por Claude Rains (“Reúnan a los sospechosos habituales”), y pensó que sería un buen título para una película. La única idea que tenían él y McQuarrie era la imagen de cinco hombres que se encontraban en una alineación policial. Spacey preguntó, “¿Qué podría hacer que estos cinco pillos se juntaran en una misma alineación?”, y por ahí arrancaron.

El resultado es una película que aún casi 20 años después de su estreno causa discusiones y debates apasionados sobre qué estaba el público viendo –incluso entre McQuarrie y Singer.

La historia gira en torno a cinco personajes, un ex policía y ahora criminal que se quiere retirar (Gabrile Byrne), un agresivo matón (Stephen Baldwin), uno que no se le entiende nada de lo que dice (Benicio del Toro), un experto en explosivos (Kevin Pollak) y un lisiado pero brillante ladrón (Kevin Spacey). Luego de la alineación, deciden hacer un trabajo juntos por venganza. Todo parecía que iba muy bien, hasta que son contactados por un misterioso abogado (Pete Postlewaithe), quien les informa que todos están siendo manejados por una persona que todos, de una forma u otra, han jodido antes: un misterioso criminal que nadie ha visto pero todos temen llamado Keyzer Söze.

La película empieza donde termina: un barco explota, hay 27 muertos y sólo dos sobrevivientes. Y es trabajo de un decidido agente de aduanas (Chazz Palminteri) decidir quién es el que está diciendo la verdad. Y así se construye uno de los más intricados, complejos y bien narrados guiones que existen en un limitado grupo que incluye a Memento, Eternal Sunshine of a Spotless Mind y quizá The Shawshank Redemption. McQuarrie y Singer te hacen creer que vas en dirección este, hasta que das la curva y ves que la brújula estaba al revés.

Las actuaciones son todas magníficas, y de hecho su interpretación como “Verbal” Kint le valió a Kevin Spacey su primer Oscar como Mejor Actor Secundario. Del Toro se hizo famoso e inspiró a Brad Pitt para su ya infame boxeador irlandés ininteligible en Snatch, y aún Pollak y Baldwin, dos actores cómicos que en realidad son lo más flojo de la trama, se lucen. Postlewaithe, un actor principalmente de carácter que comienzo a extrañar (su último papel conocido fue en la nueva versión de La Profecía en 2006), te tiene engañado como Kobayashi retratándolo al principio como plano e insignificante, pero hay algo en la mirada del abogado que te hiela la sangre, y Postlewaithe lo interpreta con un gusto sutil que me agrada mucho.

No hay forma ni manera de hablar más a fondo de esta película sin unos enormes spoilers (aunque luego de 15 años creo que la mayor parte de los que la han querido ver ya la han visto). Sólo diré que para los que creen que el final de Sexto Sentido es impactante, este es sencillamente abrumador. De hecho, ver Sexto Sentido sabiendo el final quita un poco de la experiencia; en cambio, Los Sospechosos Habituales te recompensa una segunda visita, y hasta una tercera, pues constantemente te hará fijarte en nuevos detalles. Todo un clásico moderno, en mi opinión.

Si de verdad insisten en que le s diga el final, como siempre, resalten el texto. SPOILER: ¡Que no te dije! Si eres de los que tiene la suerte de no haberla visto, ¡aprovecha! ¡Me lo agradecerás después! FIN SPOILER.

Los Sospechosos Habituales

NOTAS CURIOSAS:

  • Cuando terminaron la película, Singer y McQuarrie descubrieron que habían tenido nociones completamente distintas sobre el final.
  • La escena inicial de la alineación iba a ser sombría y seria, pero luego de un largo día de filmación, Singer decidió incluir las tomas más graciosas, luego de que ninguno de los actores pudiera dejar de reír.
  • La inspiración para Keyser Söze fue un contador llamado John List, quien mató a su familia y desapareció por 17 años antes de finalmente ser capturado. McQuarrie iba a llamarlo Keyser Sume por un ex jefe suyo, pero éste no estaba muy contacto con que se le asociara con “la encarnación del mal”.
  • Al Pacino, al igual que Robert de Niro y Christopher Walken, rechazaron el papel del agente Dave Kujan, que terminó con Palmintieri. Pacino luego dijo que esta era una de las películas que más lamentaba haber rechazado.

¿Será que estoy listo para que me arrastren al Infierno?

lunes, junio 08, 2009 | Comments

Como dije una vez, no soy amigo de las películas de terror. Bueno, está bien: soy una jeva en cuanto a las películas de terror. Además que muchas pareciera que fuera "busquemos matar a la gente de maneras creativas" (Viernes 13) o "hagamos uso de historias y esperemos asustarlos y ya" (Boogeyman --como la odié). Es por eso que no puedo creer que me haya dejado contagiar tan fácilmente --y esté ahora super entusiasmado-- por ver Drag Me To Hell, el regreso al horror de Sam Raimi, director de todas las Spider-Man.

Por si no lo saben, Raimi se inició en el horror, en especial en 1981 con su cuarta película, The Evil Dead, con una mezcla de extraño humor negro y horror bastante intenso, que además hizo de Bruce Campbell (quien hoy está en la serie Burn Notice) una estrella de culto. Después de eso, tuvo un par de éxitos menores antes de botarla de jonrón con Spider-Man (2002) y sus dos secuelas. Este regreso al género que lo hizo famoso ha sido una de las películas de terror más laureadas por críticos en mucho tiempo, y ha sido a tal extremo que he decidido no resistirme más y verla cuando salga.

Es la historia de una agente de préstamos (Allison Lohman) quien, presionada por demostrarle a su jefe que puede tomar "las decisiones difíciles", decide negarle un préstamo a una anciana (Lorna Raver), quien se venga lanzándole una maldición gitana que en tres días hará que un demonio la arrastre para quemarse en el Infierno. La sola historia y el desesperante trailer --añadido a comentarios como "me morí de la risa" y "¡¡¡ESTO ES MEJOR QUE UNA MONTAÑA RUSA!!!"-- definitivamente despertaron el masoquista que hay en mí. Quiero convocar un grupo para ir a ver esta película. ¿Quién se anota?


Up: Vive tus sueños hasta el final

sábado, junio 06, 2009 | Comments

up_pixar-2 Al menos desde Ratatouille (y seguramente desde el super éxito que fue Buscando a Nemo) el estudio Pixar ha logrado que con cada una de sus películas, muchos críticos –y blogueros como yo—digan “es lo mejor que han hecho”. Pero hay que reconocerle que con cada película, buscaban superar la anterior con una u otra manera, y lo hacen contando una historia que puede apelar a más de uno sin importar la edad que tengan.

En mi opinión, será muy difícil que se superen con Up. Ojo, estoy midiendo la décima película del estudio con otras que he visto este año, pues no creo que se pueda comparar con las otras nueve. Pero, ¿que es una película brillante, quizá digna de un Oscar (y no solo de animación)? Absolutamente, mucho más que cualquiera de las otras. ¿Que es una película para chamos? Sí, pero con cuidadosa preparación por parte de los padres.

Up es dirigida por Pete Docter, quien antes había dirigido Monster, Inc. y había tenido la historia original de Wall·E, con un guión de Bob Peterson, escritor de Buscando a Nemo, de modo que ya por ahí ya se puede saber de dónde vienen. Los dos tienen además entre sus créditos participaciones en Ratatouille y las dos Toy Story. ¡Ya saben por dónde vienen! Una palabra: madura.

Para Carl Friedriksen (voz en inglés de Ed Asner), sus últimos años son de todo menos dorados. Cuando niño, callado y retraído que era, era un gran fanático de los exploradores como Charles Muntz (Christopher Plummer), quien con sus viajes constantes a Sudamérica emociona al joven Carl a seguir sus aventuras. Pero no es hasta que conoce a Ellie (Elie Docter, la hija del director), con un entusiasmo desbordante muy contrario al suyo, que Carl comienza a planificar su vida.

Lo que sigue por la próxima media hora es uno de los más hermosos y sentimentales montajes animados que he visto, mientras se muestra la vida de Carl y Ellie cuando crecen, se casan y empiezan a planificar. Ellie consigue trabajo cuidando animales en el zoológico, mientras Carl vende globos ahí. Lentamente comienzan a ahorrar para hacer su viaje y llegar a las Cataratas Paraíso (con un parecido sospechoso al Salto Ángel, jejejeje...), pero los avatares de la vida diaria se atraviesan, y tienen que seguir posponiéndolo. Hasta que Carl se enfrenta con la realidad de que su Ellie enferma y no puede hacer el viaje.

Ahora para rematar su vieja casa está en medio de una nueva urbanización de edificios y se ve amenazado con ir a un ancianato a pasar sus últimos días. De modo que, sin pensarlo más, Carl decide al fin lanzarse a su aventura, atando miles de miles de globos a su casa para que salga flotando y llegue hasta Venezuela (sí, es Venezuela) en honor a Ellie. El único problema es que se ha colado un sobreentusiasta niño explorador llamado Russell (el debutante Jordan Nagai), quien está decidido a obtener una insignia por ayudar a las personas mayores, y ahora Carl, lo quiera o no, va a tener que hacer su viaje con él.

Una vez que llegan a Sudamérica, la película deja a un lado los temas maduros e incluyen las clásicas escenas de acción y momentos cómicos más apuntados a niños. Eso sí, no duden que son escenas emocionantes y sumamente divertidas, en especial muchas relacionadas con el perro Dug, que además tiene un collar que le permite hablar (con la voz del mismo Peterson). A diferencia de Dreamworks, cuando Pixar hace uso de la comedia no se va por lo sencillito o lo fácil; es bien pensado y absolutamente natural.

Hay numerosos momentos absolutamente conmovedores en Up, desde cómo Carl extraña a Ellie o el verdadero motivo del entusiasmo de Russell por lograr su insignia. Por ellos, uno podría acusar a Pixar de estar jugando con los sentimientos de una manera excesiva (algo que sí considero que hace Marley & Me, que es jugar con nuestros sentimientos). Sin embargo, Up presenta temas muy serios de una manera muy equilibrada, mostrándolos como parte de la vida, sin más ni menos. ¿Cómo más se le puede explicar a los hijos cómo respetar a los mayores? ¿Qué mejor regocijo para un anciano tener una segunda juventud aún tan avanzado en la vida? ¿Y qué mayor recompensa que tener un amigo en tus últimos años?

Up es dulce, divertida, conmovedora y en momentos absolutamente hilarante. Para los padres, lleven a sus hijos sabiendo a qué atenerse. Esta es una película digna de ser vista en familia como ninguna otra; aprovéchenla.

P.D.: Si están en Caracas, Up es presentada en 3D en las salas Cinex del Tolón, El Recreo y Sambil. No dudo que debe ser una experiencia hermosísima de ver, pero he leído algunas reseñas que dicen que es un poco distrayente. Monsters vs. Aliens era una atracción de parque de diversiones y ahí se justificaba el uso de 3D; con Up no estoy tan seguro. Se los dejo a su decisión.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NOTA: Por sugerencia de un amigo, estoy desarrollando un sistema de puntaje para las películas que reseño, aunque quiero que sea distinto al clásico de estrellas (****),, puntuación como tal (1 al 5) o como hace Film School Rejects (la calificación A, B+, F, de los colegios estadounidenses). Calificar películas es algo sumamente subjetivo, que es por lo cual lo he evitado hacer hasta ahora. Pero también puede ser divertido de intentar. Quizá para mi próxima reseña, lo haya incluido.

In Memoriam: David Carradine

jueves, junio 04, 2009 | Comments

La noticia más triste que recibí esta mañana fue recibir noticia de que David Carradine, próximo a cumplir 73 años, habría sido encontrado muerto en la habitación de su hotel en Bangkok, Tailandia, donde estaba filmando una película. Todo parece indicar que se habría suicidado, aunque claro, nadie ha dado una postura oficial por respeto a la familia.

Para los que crecimos en los '70, siempre recordaremos a Carradine como el monje shaolin fugitivo Kwai Chang Caine de la serie
Kung Fu, y siempre tuvo una imagen de tipo rudo y callado. Incluso regresó a ese papel brevemente en la serie Kung Fu Regresa, y tuvo más de 200 participaciones en cine y televisión. Uno de sus papeles que yo más recuerdo era el villano contra Chuck Norris en Lone Wolf McQuade, donde también hacía gala de sus habilidades de pelea.

Sin embargo, Carradine realmente triunfó en 2004 cuando interpretó al titular Bill en la saga
Kill Bill Vol. 2 (2004), un papel que le valió su última nominación al Globo de Oro. Era toda rudeza, callada dignidad y a la vez tenebrosa crueldad. Su último papel fue de un demente villano (no podía ser otra cosa, considerando la película) en Crank: High Voltage, donde fue tan caricaturezco que es difícil recordarlo en medio del caos que es esa película.

En su juventud, Carradine fue uno de los pioneros del movimiento hippie, incluso viviendo en comunas. No le agradaba ser hijo de un actor famoso (
John Carradine), y de hecho pretendía ser granjero en vez de actor. (Todos los hermanos Carradine son actores relativamente conocidos: Robert se hizo famoso como Lewis Skolnick en La Venganza de los Nerds, Keith estuvo en la tercera temporada de Dexter como el agente Frank Lundy, y el hermano adoptivo Michael Bowen estuvo más recientemente en el film de terror The Last House on the Left).

El papel de Caine, un chino-americano entrenado en un monasterio Shaolin quien huye de China al matar al hijo del Emperador, debía ir para Bruce Lee. Paró en Carradine por verse notablemente menos asiático que Lee, algo que lo llevó a una vida de fascinación por las artes marciales y toda la cultura oriental. Sin embargo, su talento actoral nunca se ha cuestionado, y era el único actor que podía decir que ha estado en una película de Martin Scorcese (
Mean Streets, 1973), Ingmar Bergman (The Serpent and the Egg) y Quientin Tarantino.

También recuerdo (oh miserable edad) que Carradine incluso estuvo aquí en Venezuela, y tuvo una "pelea" con Guillermo González (sí, fue en
Fantástico. Cédula por favor. Gracias). Recuerdo que el hombre era absurdamente amable, rápido para echar un chiste y casi siempre sonriendo. Ciertamente se veía con un tipo muy buena gente. Si en efecto es un suicidio, espero que consiga en el otro plano la paz que no encontró aquí. Descansa en paz, pequeño saltamontes.

"Si no puedes ser el poeta, sé el poema."
David Carradine

(8 de diciembre 1936 - 4 de junio de 2009)

PlasTA de Miér...coles: Twilight (2008)

miércoles, junio 03, 2009 | Comments

Cada dos meses, voy a cambiar mi recomendación de los miércoles por una película que realmente no me haya gustado. Esto es para que ustedes, amables lectores, se salven de pasar por la dolorosa experiencia. De nada.

twilight_bigteaserposter Quizá sea algo extremo que esta demencialmente popular película sea la primera para inaugurar la variación de Plasma, pues no es una porquería. ero es lo bastante aburrida para incluirla aquí, eso sí. Así que aquí va: bienvenidos a la primera entrega de Plasta de Miér..coles.

Yo debo aplaudir cualquier película o libro o lo que sea que tome una mitología reconocida y la añada cambios. Furia de Titanes hizo un ligero cambio a la mitología griega (Belerofonte y no Perseo montó a Pegaso) que funcionó; la serie Underworld transformó un poco los mitos del hombre lobo y del vampiro de manera que funcionaban muy bien.

Y luego... Twilight.

Cuando la serie de Harry Potter terminó hace unos años, fue una joven de Phoenix, Arizona, llamada Stephenie Meyer la que tomó el lugar de J.K. Rowling en el estante de miles de jóvenes. Rápidamente, la historia de un joven mago fue sustituida por la de una desadaptada joven que, por azares del destino, se enamora de un vampiro. Fascinante. Por supuesto, era inevitable que una saga de cuatro libros (oh sí, faltan tres) que haya vendido en conjunto 25 millones y traducida a 37 idiomas fuera llevada al cine.

Durante meses, me dejé absorber lo que los críticos decían sobre Crepúsculo. Y durante meses me rehusé a verla. Los trailers me parecían risibles, la historia demasiado cursi para mi gusto, y coño, de pana que habían mejores cosas que hacer. Pero luego que critiqué a la juventud del mundo por la cantidad de nominaciones a los MTV Movie Awards, y saliera una barricada de defensores de la bendita película, asumí mi barranco y decidí verla.

Bueno, para los fanáticos de esta serie –y Dios mío, son una horda parecida a la de Genghis Khan, pareciera—les puedo decir que honestamente no pertenece a mi lista de peores películas. Y entiendo cuál es su atractivo. Las malas noticias, empero, es que lo siento, pero tenía tiempo que una película no me aburría tanto. I’m sorry.

Para los que no lo sepan, la historia gira en torno a (y es narrada por) Bella Swan (Kristen Stewart, de Panic Room e Into the Wild), una joven seria y un poco insegura que llega a mudarse a un pueblo en el oeste de Washington, cerca de Seattle, con su padre. Al entrar en la escuela, conoce a un misterioso y apuesto joven llamado Edward Cullen (Robert Pattinson, Cedric Diggory en Harry Potter y el Cáliz de Fuego). Hay una extraña para irresistible atracción, pero Bella siente que hay algo extraño en él.

Claro el riesgo de relacionarse con este vampiro en particular se supone que es menor porque los Cullen son una familia de vampiros “vegetarianos”: han decidido alimentarse de sangre de animales en vez de humana. Pero la sangre de Bella tiene un irresistible encanto para Edward. Es “su versión de la heroína”, le dice. Después de un tiempo, Bella llega a tres conclusiones: Edward es un vampiro, hay una parte de él que desea su sangre como nada... y se ha enamorado de él. Wow.

Quiero decir las partes buenas primero. La fotografía es hermosísima; los parajes del noroeste de los Estados Unidos se ven espectaculares. Segundo, como ya dije, esto juega con el mito de los vampiros de una manera que corresponde con el público de esta novela. Y tercero, pude ver el atractivo que le ven: es la eterna historia del chamo que no pueden tener, con el que no pueden cumplir su ardiente amor, pero que a la vez las ama de vuelta, que nunca las abandonaría, que las protegerá de todo mal. Es poder cumplir toda fantasía adolescente sin excepción. ¿Cómo resistirse a esto?

Lamentablemente, está construido sobre un guión aburrido (terminado en seis semanas). Los momentos verdaderamente emocionantes (el béisbol de vampiros fue un gran acierto) son muy pocos, y me di cuenta que estaba viendo cuánto le faltaba para terminar más de una vez. Catherine Hardwicke hace un trabajo decente de dirección, pero aún así no me supero lo mediocre de las actuaciones. Stewart tiene dos caras: confundida e intensa. Pattinson también tiene dos caras: intenso y triste. Por Dios, es tu primera película americana; dedícate más.

Ah, ¿y lo que les hablaba del mito de los vampiros? Digámoslo así: una piel brillando como miles de lentejuelas de vidrio en vez de quemarse y desintegrarse es simplemente ridículo. Y ese pelo de Edward... por Dios, hay un límite para la laca.

En fin, ahora sí lo puedo decir con bases: Twilight no me gustó. No creo que ninguna de las siguientes me vayan a gustar. Mi consuelo es lo que dijo Scott Weinberg (crítico de Cinematical y FEARNet): “Queridos adolescentes: (...) En cinco años se olvidarán de Twilight”. (Hay algo más pero no quiero ofender a nadie.) A diferencia de la saga de Harry Potter, Meyers no creció su protagonista o su historia mientras ellos sí lo hacían. Sus historias sólo apelan a un target y bueno, por mí que se lo queden.

Eso sí, esta será la última vez que trate Twilight aquí. Dudo que vea las otras películas y SÉ que no leeré los libros. Más que nada, temo por mi alma:

POR SI LES INTERESA...

  • Los ojos de Kristen Stewart son verdes. Usó lentes de contacto marrones para tenerlos igual que Bella.
  • Robert Pattinson nunca oyó hablar de los libros de Twilight cuando audicionó para el papel de Edward. Simplemente le había gustado la actuación de Stewart en Into The Wild y quería trabajar con ella.
  • En casi todas las escenas que tienen un televisor, aparece la escena de la pelea en el salón de ballet.
  • El guión de esta película se escribió en 8 semanas, se filmó en 48 días y costó 36 millones de dólares (hizo más de 70 millones en su primer fin de semana).

POSTDATA: El trailer de la segunda parte de esta saga, New Moon, se estrenó durante los MTV Movie Awards. Se estrena este noviembre. Y para demostrarle la fidelidad de los fanáticos de esta serie, he aquí la reacción de una señorita –de 22 años—cuando ve el mentado trailer. Enjoy.

Revisa qué más se dice por ahí

Creative Commons License
El Cine Tuyo, Mío y Vuestro by Juan Carlo Rodríguez is licensed under a Creative Commons Atribución-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at jaycersworld.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://jaycersworld.blogspot.com. Clicky Web Analytics